Subida al Cisne – Cómpeta (Málaga)

Cargando Actividades

« Todas las Actividades

  • Este evento ha pasado.

Subida al Cisne – Cómpeta (Málaga)

26 octubre 2019

Cartel Subida al Cisne

Subida al Cisne desde el Acebuchal – Cómpeta  (Málaga)

Recorrido: 17,2 Km. – Lineal i/vDesnivel acumulado subida: 1.266 m. – Altitud Min: 488 m. – Altitud Max: 1.486 m. – Desde Monda al Acebuchal: 1 h 34 m (111 Km.)

https://es.wikiloc.com/rutas-senderismo/subida-al-cisne-desde-el-acebuchal-19090594

(trotacaminos)

Espectacular pico de la Sierra Almijara con subida muy exigente. Partiendo desde El Acebuchal, la ruta consiste en ascender al Pico Cisne (1.481 m.) por el Collado Blanquillo. Es complicado sacarle un trazado circular al Cisne saliendo de sendero, por lo que el descenso es lineal. Esta ruta ha sido extraída de la magnífica guía de Rafael Flores, “Sierras Tejeda y Almijara – Guía del Excursionista” (Editorial La Serranía). Nos encontramos en el Parque Natural Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama.

La ruta se inicia en la Aldea del Acebuchal. Tomamos el arroyo el Acebuchal, que en esta época del año al estar seco, se puede subir a través de su cauce que aunque pedregoso, no revierte ninguna dificultad. En este trayecto nos encontraremos con dos caleras. Cruzaremos una pista donde se encuentra las ruinas de la venta del Cebollero. Unos metros mas adelante nos encontraremos con una desviación a la derecha, que es la que seguiremos por el cauce del arroyo hasta llegar al collado Blanquilla, donde tomaremos la pista.

En este punto veremos a lo lejos la silueta del Cisne. Continuamos por la pista, y a unos 2kms, pasaremos por el río Higuerón y un poco mas adelante a nuestra derecha, se encuentra una balsa de agua contra incendios, en el paraje conocido como El Carrascal. Cruzaremos el arroyo de las Angustias con sus aguas cristalinas.

Unos 300 mts mas arriba a nuestra derecha, comienza el sendero de subida al Cisne. Aquí comienza la parte dura, en menos de 2 kms tendremos que superar un desnivel positivo de 700 mts.. Siguiendo los hitos y señales de pintura verde, algo difusas, hasta llegar a una bifurcación para acceder al pico del Cisne.
Tomamos la vereda de la derecha siguiendo los hitos. En esta zona se complica bastante la cosa pues hay tramos con piedra suelta y es muy fácil resbalar. Hubo momentos que teníamos que subir agarrándonos con las manos. Una vez que llegamos al collado, nos dirigimos al pico para coronarlo. En este tramo hay que trepar por las rocas y con cuidado pues hay una altura considerable.

El descenso lo hacemos por el este, buscando el collado de Dos Hermanas, antes pasaremos por una cueva, y por una zona conocida como el Canuto del Cisne, en que hay que tener cuidado pues hay zonas resbaladizas.

Una vez en el collado de las Dos hermanas, seguimos bajando por una vereda muy bien señalizada con hitos y fácil de descender. Llegaremos a la bifurcación anterior y seguiremos bajando hasta llegar al Arroyo Las Angustias. Antes de llegar al Arroyo, hay que prestar mucha atención a los hitos y pintura verde, pues cuando se accede para cruzar una torrentera, es fácil seguir el cauce donde hay unos buenos saltos que te imposibilita seguir hacia abajo. El punto crítico está prácticamente al inicio de la torrontera, donde iniciados un par de metros nos encontraremos a nuestra derecha, la vereda que deberemos tomar para llegar abajo.

A continuación es seguir la pista hasta llegar al al cartel del Collado Blanquilla que unos metros mas abajo, tomaremos una vereda a la izquierda que nos llevará a través del cauce del arroyo El Acebuchal, hasta la aldea del mismo nombre. Como llegamos con tiempo para el almuerzo, nos paramos en el restaurante El Acebuchal, donde nos sorprendió con sus buenos platos de venao, jabalí y choto, todo muy muy bien elaborado.

NOTA: Mi recomendación es que el ascenso y bajada al Cisne se haga por el collado de las Dos Hermanas, que a pesar de que haya que andar un poco mas, pues hay que rodear un cerro, es más rápido y seguro.

https://es.wikiloc.com/rutas-senderismo/pico-cisne-desde-el-acebuchal-en-sierra-almijara-malaga-13393066

(Kminante del Sur)

Para llegar a la aldea competeña de El Acebuchal, aunque se encuentra en el límite del término municipal de Frigiliana y este pueblo está más cercano, hay que recorrer una pista mixta pavimentada-terriza durante 3’5 km., desde la carretera Frigiliana – Torrox. Estacionamos en un llano junto a la Ermita de San Antonio.
Buscamos el lecho seco del Barranco del Acebuchal, el cual actúa como un sendero natural que nos llevará hasta la Venta Cebollero. Continuamos por el Barranco Cebollero hacia el Collado Blanquillo. Este tramo es coincidente con el GR-249 Gran Senda de Málaga. También está señalizado como Puerta Verde Torrox – Frigiliana – Sierra de Almijara. Antaño se trataba de una concurrida ruta comercial, conocida como Camino a Granada, con numerosas ventas que lo jalonaban, para atender el constante trasiego de resineros, viajeros, arrieros, maquis y militares. Tras varias décadas de abandono, esta ruta vuelve a resurgir con fines forestales y senderistas, contemplaremos las ruinas de esas edificaciones, cuyos nombres permanecerán en la memoria, y designan los parajes por los que pasaremos.

Tras vadear el Collado Blanquillo, es donde realmente nos sumergimos de lleno en la inmensidad de estas abruptas montañas. A pesar del panel informativo que lo nombra como Puerto Blanquillo, no es acertado llamarlo así, siendo más correcto llamarlo Collado Blanquillo, que es el topónimo más habitual con el que se le cita, y el que figura en los mapas topográficos. Así no lo confundimos con el cercano Puerto Blanquillo, que se encuentra en la base del Pico Lucero, muy próximo al Puerto de Cómpeta. Los nombres de ambos puertos blanquillos, tienen su origen en las blanquecinas arenas dolomíticas que los conforman. Según vamos ascendiendo el terreno va cambiando a marmóreo y calizo. En este punto enlazamos de nuevo con la pista forestal, y admiramos la puntiaguda silueta del Cisne, así como el Pico Lucero y el Cerro de los Machos. Abajo queda la impresionante hondonada del Barranco del Higuerón, que tras las recientes lluvias, permite disfrutar del sonido de sus caudalosos saltos de agua, aunque dispone de una surgencia permanente en cotas inferiores.

Pasamos por la Cruz de Simón y una fuente seca en el Barranco del Mármol, y seguidamente por un vado hormigonado en el Barranco del Atajo, con una aceptable carga de agua en su torrentera, la cual podemos beber dada su gran pureza. Junto con el siguiente Arroyo de las Angustias, también con bastante caudal en esta época, nutren una estratégica balsa contraincendios. A su lado se sitúa un helipuerto forestal. A partir de la confluencia de estos dos arroyos, toma el nombre de Río Higuerón. Al amparo de la sombra y la humedad de la arboleda ribereña del barranco, encontramos tímidas colonias de helechos.

A partir del Arroyo de las Angustias, tras un corto tramo hormigonado para que eviten el derrape los vehículos todoterreno en la empinada rampa, nos desviamos hacia una marcada vereda que nos permitirá encumbrar el Cisne. Desde abajo no se atisba la senda que nos ayudará. Pero la hay. Aquí es donde realmente comienza el duro ascenso, ya que en apenas 2’2 km. tenemos que salvar un imponente desnivel de 730 m. Solo hay que comparar la diferencia entre las curvas de nivel en un mapa topográfico para confirmarlo. Se trata de una pendiente de las clasificadas como muy graciosilla. El desnivel a superar es comparable al del Pico Torreón en Grazalema, si bien aquel sendero dispone de 3 km. de recorrido para un desnivel similar. La dificultad de esta ruta no la justifico solo por este esfuerzo físico de resistencia anaeróbica, si no por las necesarias trepadas que realizaremos por una canal y el tramo final de un caos de bloques en la cima. No existen pasos arriesgados ni complicados, resultando una ruta muy divertida y sin tramos expuestos. Las estupendas panorámicas durante la ascensión, alcanzan en primer plano al Lucero, el Lucerillo y la Cresta de los Civiles.

El único punto en la subida que nos dará una pequeña tregua, es el collado donde se encuentra la curiosa Piedra del Centinela, erigiéndose como una gran columna pétrea en medio de la vereda que seguimos, y desde la cual disfrutamos de excelentes panorámicas hacia ambas vertientes.

Es inevitable volver la mirada a cada instante, apreciando cómo emerge la majestuosa altiplanicie de La Maroma, el único dos mil malagueño en Sierra Tejeda. En la subida nos cruzamos con dos enormes troncos quemados, que pudieran tratarse de viejos tejos que poblaron estos lares, y donde ahora sobresalen jóvenes pinos resineros, que repueblan estas laderas devastadas por los incendios de hace varias décadas. Llegamos a una bifurcación, donde tenemos dos opciones: seguir por la vereda que continúa por la izquierda hacia el Collado de Dos Hermanas; o bien en nuestro caso, seguir la vereda de la derecha para realizar una pequeña circular en el asalto final a la cumbre. Tanto monta, monta tanto. En ambas opciones, varios hitos nos ayudarán a encontrar el mejor trazado, si bien en la opción derecha, el esqueleto de un pino seco de gran porte, nos servirá como referencia para alcanzar la antecima. Lo dejo marcado en un waypoint, aunque siempre lo tendremos a la vista desde abajo. La cima del Cisne consta de tres promontorios trillizos, dirigiéndonos hacia el que tiene mayor altitud por escasos metros, y desde el que gozaremos de óptimas panorámicas. Un buzón en la cúspide, nos sirve como referencia en las trepadas por el caos de rocas.
A pesar de tratarse de una cumbre menor de Almijara, que no supera los 1.500 m. de altitud, siendo superada por sus vecinos: Lucero, La Cadena, Piedra Sillada, Los Machos, Cabañeros, Navachica, Tajos del Sol, Almendrón y Cielo, las vistas son de las mejores que podemos disfrutar en esta sierra. Todas las cumbres citadas anteriormente son visibles desde el Cisne. Tan solamente no se divisa el Salto del Caballo, por quedar oculto tras La Cadena. Por supuesto también se contemplan La Maroma y otros milochocientos de Sierra Tejeda, como el Cerro de la Chapa.

El Cisne se encuentra muy próximo a la costa y en pleno corazón de Almijara, actuando como separador de los espectaculares Barrancos del Higuerón y del Chíllar. Incluso llegamos a divisar en el horizonte la cuerda nevada del Caballo en Sierra Nevada. Y por supuesto gran parte de la Costa del Sol y La Axarquía.
Tras las fotos de rigor, emprendemos el descenso por una canal hacia el Collado de Dos Hermanas, siendo necesario usar las manos otra vez en algunos destrepes. En esta canal pasaremos por la Cuevecilla del Cisne. A partir del collado la vereda tiene la huella más marcada, llegando de nuevo a la bifurcación comentada anteriormente.

Ya solo nos queda desandar nuestros pasos hasta el punto inicial. Será frecuente encontrarse esparcidos por el suelo, pedazos de cerámicas rojizas semejantes a tejas, siendo restos de vasijas recolectoras de resina.
El itinerario transcurre según el tipo de terreno: un 80% por sendero y vereda rocosa, y un 20% por pista pedregosa sin tráfico. El tiempo en movimiento fue de 8 horas 20 minutos, sin incluir las paradas. El desnivel positivo real es de 1.180 m.

EN CASO DE ACCIDENTE: llamad inmediatamente al número de teléfono de Emergencias 112 y al Centro de Atención 24 horas de SERSANET (Helvetia), teléfono 902 107 120.

ASISTENCIA EN VIAJE: ASITUR número de teléfono 902 110 026.

Detalles

Fecha:
26 octubre 2019

Lugar

Málaga

Organizador

Club de Sendermismo TrotaMonda
Web:
https://www.trotamonda.com

2021 – PROXIMAMENTE

Suspension de actividdades programadas